Alberto fue victoreado 14 veces y Macri sólo dos

      Comentarios desactivados en Alberto fue victoreado 14 veces y Macri sólo dos

Como si se tratara de un termómetro, la 25ª Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina (UIA) demostró tanto la posición que ostentan Mauricio Macri Alberto Fernández, como así también de qué manera son recibidas las palabras de cada uno.

El primero en hablar, minutos antes del mediodía, fue el presidente electo. De pie y con un paseo constante sobre el escenario, el discurso de Fernández tuvo una mejor recepción por parte de los empresarios. Sin contar los aplausos en la presentación y al finalizar sus palabras, el líder del Frente de Todos vio como se batieron las palmas de los asistentes en 14 momentos.

Y, por si se quiere una enumeración de esos instantes, en lo que se refiere estrictamente al sector empresarial, el presidente electo fue aplaudido cuando se refirió a los «4 años de especulación financiera», al asegurar que luego del 10 de diciembre se viene algo mejor, al hablar sobre la necesidad de que las empresas que se vuelvan al crédito y den trabajo, cuando hizo hincapié en que se levanten las persianas y las máquinas vuelvan a funcionar.

Además, recibió palmas cuando aseguró que «una sociedad no se arregla tirando personas por la ventana», en el momento en que afirmó que debe haber un compromiso social para producir mejor y ser competitivo, al afirmar que hay que construir un régimen impositivo para las pymes diferente a los que rigen en las grandes empresas.

Pero no fue todo, aún restaban 7 momentos más donde los empresarios batieron las manos. Fernández uno de los más extendidos aplausos cuando habló de una conversación con la CGT donde les refirió la necesidad de modificar el régimen paritario para establecer diferencias entre las pequeñas empresas, las del interior y las grandes compañías.

Además, fue reconocido con esta acción cuando habló de desarrollar a las empresas toda la Argentina; cuando aseguró que los «bancos dejaron de ser bancos» y que ahora son «otra cosa»; al afirmar que es necesario exportar más para generar dólares para pagar la deuda; y al hablar sobre terminar con el hambre y mejorar los índices de la pobreza.

Los dos últimos dos momentos donde el presidente electo obtuvo las palmas empresarias fue cuando habló de las importaciones, que tuvo un aplauso cerrado y sostenido, al sentenciar que no está dispuesto a «traer» productos para que «nuestros productores se sigan cayendo».

Cerca de las 18, el presidente saliente dio el discurso de cierre del evento. Con una alocución que duró poco menos de nueve minutos, los aplausos de los empresarios solo se escucharon cuando Macri fue presentado y cuando finalizó su participación.

Pese a que el líder de Cambiemos hizo un balance en donde enalteció la gestión que realizó al frente del Ejecutivo nacional y deslizó cuáles deberían ser las medidas que debería continuar el Frente de Todos, los empresarios prefirieron el silencio. Incluso, evitaron tomarse una fotografía con el presidente saliente.