El macrismo termina con la jubilación para amas de casa

      Comentarios desactivados en El macrismo termina con la jubilación para amas de casa

El 23 de julio el gobierno de Mauricio Macri le va a dar fin a la moratoria previsional que benefició especialmente a las amas de casa que no pudieron jubilarse por dedicarse a las tareas de cuidado o no contar con la totalidad de los aportes al interrumpir su vida laboral para cuidar a sus hijos e hijas por las inequidades laborales, sociales y de género. La medida implica un perjuicio directo hacia las adultas mayores y el futuro de las mujeres. En el actual mercado laboral la tasa de actividad masculina es de 69,5 por ciento y la femenina (las estadísticas todavía no contemplan datos de otras identidades sexuales) de 48,6 por ciento, según datos del INDEC, del 2008. O sea: los muchachos tienen más posibilidades de trabajar y, por lo tanto, de tener ingresos en la vejez. Mientras que las mujeres les dedican 38 horas semanales a las tareas de cuidado (que no son pagas y ahora tampoco garantizan jubilación) y los varones 47 horas al trabajo para el mercado. O sea: los varones trabajan más afuera y tienen más posibilidades de garantizar un futuro. Y las mujeres trabajan más en el hogar y su tarea se diluye en menos garantías de un futuro cuidado.

amas de casa sin seguro

En la actualidad hay 6.917.627 millones de jubiladxs y penionadxs y 115.377 beneficiarixs de la Pensión Universal para Adultos Mayores (PUAM). El 63 por ciento son mujeres y el 37 por ciento varones. Pero en las moratorias el porcentaje de las mujeres llega al 73 por ciento, según datos de la ANSES. “Por esto, eliminar las moratorias perjudica en mayor medidas a las mujeres que no cumplen con los requisitos para acceder a una jubilación porque durante su vida laboral tuvieron menos posibilidades de obtener trabajos registrados por dedicar mayor cantidad de horas al trabajo reproductivo y, como consecuencia de ello, menos al trabajo productivo. La desigualdad en el acceso al trabajo condiciona el acceso a la jubilación, que es un derecho del/la trabajadora” cuestiona el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).