“Estuvo a 15 minutos de derrumbarse”

      Comentarios desactivados en “Estuvo a 15 minutos de derrumbarse”

Los ojos del mundo entero se posaron el 15 de abril sobre de Notre Dame. Un voraz incendio amenazaba con convertir en cenizas a la catedral parisina. Cerca de las dos de la mañana, ocho horas después del comienzo del fuego, las autoridades le dieron un respiro a todos: la estructura ya no corría peligro.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió durante esas ocho horas de trabajo de rescate? Según un informe elaborado por los Bomberos de París al que tuvo acceso el portal MinutoUno, Notre Dame estuvo a quince minutos de derrumbarse frente a la atenta mirada del mundo. Fue a las nueve de la noche, dos horas después del desplome de la aguja, cuando la tensión “estuvo en su punto más alto”.

Al desplomarse, la aguja arrastró “varios arcos de piedra” de la estructura principal y causó “una fragilidad casi total de la estructura”. En ese momento, los más de 600 bomberos que trabajaron en el operativo debieron retroceder de inmediato para evitar heridos.

Alrededor de las 9 de la noche el fuego amenazaba peligrosamente con propagarse por los campanarios de la catedral. La tensión estaba en su punto más alto. La torre norte albergaba las campanas. La tenor pesa 13 toneladas. Si las campanas caían por la acción del fuego, las torres iban a colapsar inevitablemente”, detalla el reporte.”

En ese momento, el equipo de rescate toma una dura decisión: abandonar todo o intentar salvar a Notre Dame. “A pesar del peligro, el comandante decide enviar a varios equipos por las escaleras de piedra de la torre norte cuando la estructura amenazaba con colapsar en cualquier momento”. La apuesta dio su fruto: “Lo peor se había evitado por 15 minutos. La brigada salvó Notre Dame”.