“Jujuy fue el laboratorio que usó esta nefasta derecha para avanzar contra opositores”

      Comentarios desactivados en “Jujuy fue el laboratorio que usó esta nefasta derecha para avanzar contra opositores”

Milagro Sala lleva 1.000 días privada de su libertad. En esta entrevista realizada por estudiantes de la Universidad Nacional de José C. Paz, la referente de Tupac Amaru habló sobre la situación que atraviesa la oposición, sus intenciones de ser gobernadora y sobre el rol que tiene el campo popular para derrotar a las políticas del macrismo.

En el marco del programa radial “Miradas al Sur”, que forma parte la materia Taller de Realización de Radio II, los y las estudiantes de la Tecnicatura de Medios Audiovisuales de la UNPAZ entrevistaron a la dirigente social Milagro Sala, que lleva 1.000 días privada de su libertad. Su persecución, impulsada por el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, fue seguida muy de cerca por organismos sociales de todo el mundo. Milagro hoy se encuentra con prisión preventiva domiciliaria en su casa en El Carmen, en la provincia de Jujuy.

¿Cómo vive la situación en la que está el país? 

Milagro Sala: En parte muy decepcionada. Porque después de doce años en los que junto a Néstor Kirchner y movimientos políticos y sociales ayudamos a reconstruir la Patria, vemos que en dos años el país se ha destruido en manos de Macri y sus políticas económicas. Hoy, lamentablemente, el Fondo Monetario Internacional (FMI), nos dice qué tenemos que hacer, qué tenemos que comer y cómo tenemos que vivir. Nos da lástima, porque después de doce años de reconstrucción, hoy están dejando a los argentinos en una situación muy vulnerable.

¿Qué legado dejó la obra que realizó en Jujuy? 

MS: Las obras no son de Milagro Sala, las obras son de los miles de compañeros que han construido su dignidad y el buen vivir. Cerraron centros de salud, escuelas, polideportivos, y centros para discapacitados. No puede ser que las obras que hemos hechos no funcionen, hoy hay mucha necesidad, lamentablemente han destruido todo. No nos está quedando nada.

Estamos presenciando una judicialización de la política en el continente, el llamado “lawfare”. ¿Cree que usaron su caso como prueba para comenzar a perseguir a distintos líderes en la Argentina y la región? 

MS: Jujuy fue el laboratorio que usó esta nefasta derecha para avanzar contra los opositores. Lamentablemente les salió bien y siguieron avanzando con los distintos referentes de la oposición que decidieron no entregarse. Hay muchos que se hacían llamar opositores pero terminaron agachando la cabeza y entregando todo al gobierno. Yo soy muy crítica con la CGT, tienen que llamar a un paro indeterminado, hay muchos compañeros que pierden sus puestos de trabajo, que no tienen paritaria, y además vemos cómo crece la desnutrición infantil, la deserción escolar.