La pesada herencia de Macri: la deuda se acerca al 100% del PBI

      Comentarios desactivados en La pesada herencia de Macri: la deuda se acerca al 100% del PBI

Según un informe de la consultora Ecolatina, cercana al oficialismo, si el ritmo de endeudamiento decidido por el Gobierno de Mauricio Macri se mantiene, el stock de deuda representaría la desorbitante cifra del 93% del producto bruto hacia la culminación de 2018. 

Ese dato puede complementarse con otro presentado, nada menos, que por la Secretaría de Finanzas, que estimó que la deuda pública ascendió a 327.167 millones de dólares al término del segundo trimestre de 2018. Este monto implica un crecimiento de 86.502 millones de dólares o 35,9% respecto de los 240.665 millones de dólares de diciembre de 2015.

En términos de PBI, durante la administración de Cambiemos la deuda pública pasó a representar del 52,6% del producto a 77,4%, unos 25 puntos porcentuales más, principalmente por la fuerte devaluación de 2018, a la par de una caída del PBI superior al 2% este año. De seguir la lógica de endeudamiento, ese número podría superar el 90% el año que viene. Hay que considerar que buena parte de la deuda está nominada en dólar. 

Por su parte, la consultora Ecolatina destacó como elemento preocupante la suba de la deuda que incluye sólo los pasivos contraídos con el sector privado y organismos multilaterales de crédito. Entre el primer y el segundo trimestre, ese tipo de pasivo, el menos controlable por la la administración nacional y más supeditado al mundo, pasó del 32% del producto al 45% y debido al salto cambiario se espera que llegue al 60% para finales de año.

Durante los ocho años de gobierno de Cristina Kirchner, la deuda pública (excluido el Cupón PBI) aumentó de 176.870 millones a 240.665 millones de dólares, unos 63.795 millones (36%). Como porcentaje del PBI la deuda disminuyó del 61,2% al cierre de 2007 a 52,6% en diciembre de 2015. No obstante, a partir de 2011 se observa un incremento del peso relativo de la deuda, desde un piso de 38,9% del PBI, cuando se decidió instaurar el “cepo” cambiario.