«No podemos vivir en paz con este flagelo»

      Comentarios desactivados en «No podemos vivir en paz con este flagelo»

Ante un platea de dirigentes sociales, políticos y sindicales, el candidato del Frente de Todos desarrolló la propuesta que plantea como una política de Estado a futuro.  

“Olvidémonos de todas las diferencias, nos tenemos que dar cuenta de que no podemos vivir en paz con semejante flagelo. Que nos conmueva la vergüenza de ver la miseria al lado nuestro”, dijo ayer Alberto Fernández en medio del césped de rodea la Facultad de Agronomía, donde por la mañana presentó el proyecto «Argentina contra el Hambre «

El diputado Daniel Arroyo lo precedió en el uso de la palabra y definió el plan del que está a cargo como “una política de estado” no sólo para un eventual mandato del candidato a presidente del Frente de Todos, “sino para los próximos cinco gobiernos”. Lo escuchaban empresarios, dirigentes políticos, sociales, eclesiásticos y de derechos humanos dispuestos a colaborar de la convocatoria a la creación de un consejo que dependa de la presidencia de la Nación para hacer el seguimiento de la iniciativa que tiene tres ejes centrales: el acceso a la canasta básica de alimentosuna política para erradicar la malnutrición y una articulación federal para trabajar de un modo distinto con todas las provincias y municipios.

La propuesta consiste en hacer una gran convocatoria al sector privado, universidades, dirigentes sociales y sindicatos para armar un consejo que dependa directamente de la presidencia de la Nación. Ese consejo va a hacer un seguimiento del plan Argentina contra el Hambre. El proyecto tiene tres ejes centrales: el acceso a la canasta básica de alimentos para que ninguna empresa tenga más del 30 por ciento de sus productos en las góndolas (la idea es aprobar cuanto antes una ley en ese sentido), una política nutricional para evaluar la calidad de los alimentos que consumen los niños –porque la malnutrición es un problema serio– y el desarrollo de una política federal amplia para trabajar con todas las provincias y los municipios.