Prohibieron meterse al agua por la aparición de una bacteria

      Comentarios desactivados en Prohibieron meterse al agua por la aparición de una bacteria

ica el ingreso a la localidad de Punta Lara, cambió a un verde esmeralda.

La postal tentó a más de una persona, que aprovechó la soleada tarde del sábado para acercarse a las playas, tomar sol, meditar y hacer de cuenta que estaba frente al mar a un mes del comienzo del verano. ¿Será una señal?
Diario Hoy llegó hasta Punta Lara y buscó explicar este fenómeno pocas veces visto consultando al guardavidas del lugar.

Cabe destacar que aún cuando resta un mes para el inicio de la temporada estival, en las playas de Punta Lara ya hay guardias para aquellos vecinos de La Plata, Berisso y Ensenada que se quieran meter al agua. Sin embargo ayer lo primero que asomó fue la bandera roja que indicaba que estaba prohibido “bañarse”.

“Esto pasó muy pocas veces. Es una afloración de una bacteria que le da el color verdoso. Se trata de una bacteria que está en las plantas y le da esa coloración al agua. La única manera de evitar que la gente se meta al agua es poner la bandera roja”, comentó Ezequiel.

Como todo guardavidas, en el correcto ejercicio de su función, debe probar el agua para determinar cómo reacciona ante el viento y luego definir el color de las banderas de referencias para los turistas que concurren a la playa.

“Yo ya me metí, pero lo recomendable es no hacerlo. Puede traer problemas en la piel y en los ojos”, expresó.
Mientras la entrevista se desarrollaba, una mujer extendía un enorme toallón sobre la playa y con traje de baño comenzaba un proceso de meditación en la orilla del río. Como ella, otro señor llevó a su nieto por primera vez a tocar la arena después de que se largó a caminar.

Tras varios meses de encierro y sin muchas alternativas para viajar a la Costa, no fueron pocos los que se decidieron por pasar la tarde en Punta Lara, aprovechando el buen clima.

Con relación a la temporada de verano en el lugar, el guardavidas de la playa principal de la localidad balnearia anticipó que “se espera que venga mucha gente. Acá estamos para hacer nuestro trabajo y en el caso de que haya que meterse varias veces a sacar a las personas lo haré sin problema. A cada uno que se me acerca a preguntar le digo lo mismo: que no se puede meter. Además está la bandera roja. Hasta que no se vaya la bacteria va a ser muy difícil poder habilitar los baños en el río”, expresó.