“Si Cristina y Alberto se pelean, se acabó y esto termina mal”

      Comentarios desactivados en “Si Cristina y Alberto se pelean, se acabó y esto termina mal”

A sólo cuatro días de la reunión que mantuvo con Alberto Fernández en Puerto Madero, el ex presidente Eduardo Duhalde sorprendió hoy con un pronóstico: “Si Cristina y Alberto se pelean, se acabó y esto termina mal”. En ese sentido, el dirigente peronista aseguró en declaraciones formuladas a radio La 1110 que la posibilidad de gobernar va a estar complicada “si no están de acuerdo en las decisiones».

Respecto al próximo gobierno, Duhalde sostuvo que hay que recrear “una nueva forma de gobernar en la Argentina”, en la que los partidos políticos “entiendan que no se pueden pelear todo el tiempo”. “Los partidos políticos tienen que juntarse, hay gente que la está pasando muy mal”, añadió.

Asimismo, resaltó la necesidad afrontar los problemas y los errores, Para eso, hay que “desterrar eso de echarle la culpa al otro”. “Todos tenemos la culpa de lo qué pasó en la Argentina. Hay que decir la verdad: la culpa la tenemos todos y entre todos tenemos que ver cómo se sale. La gente nos elige para resolver los problemas del presente”, añadió.

En esa línea, Duhalde reiteró que próximamente se juntará tanto con Cristina Kirchner como con Mauricio Macri. Por último, se refirió al futuro gobierno de Axel Kicillof en la Provincia de Buenos Aires y manifestó su preocupación por lo que consideró una “invasión porteña” en el territorio bonaerense.

“La provincia ha tenido una invasión porteña. Conozco a la actual gobernadora y a la mayoría de los ministros. Son gente trabajadora y honesta pero no conocen la Provincia. Es una locura. Quiero que Kicillof se rodee de gente que conoce la Provincia”, expresó.

Contó que recibió elogios de parte de la gente hacia el ex ministro de economía en la última etapa kirchnerista, pero advirtió esperará a ver cómo es el desempeño en sus funciones para hacer luego un análisis. “La gente que lo conoce me dice que es muy capaz e inteligente, después en la cancha se ven los pingos”, concluyó